lunes, 1 de septiembre de 2008

Día a Día

Música para las colas venezolanas

Seamos sinceros. Todo trámite que haya que realizar en cualquier oficina pública en Venezuela, es una dura patada en los testículos. Las eternas colas, producto de la ineficiencia y la tranquilidad propia de los venezolanos, si bien permite florecer las ideas más creativas de los criollos, sigue siendo una calamidad que parece multiplicarse con tanta rapidez como los Gremlings al tocar el agua o comer a la medianoche.

Ahora bien, no hay que andar con la cara larga durante todo nuestro día de “paseo documental”. Se puede alegrar nuestra madrugada, mañana, tarde y hasta noche, dependiendo de la entidad, con esta selección musical elegida para tal fin.

Dido- Hunter

Son las tres, cuatro o cinco de la mañana, hora en la que llegas a la institución o ente gubernamental para comenzar a calentar puesto. Hay personas ya en el sitio, lo que te hace pensar que no bebieron la noche anterior, ni bailaron joropo o simplemente no tienen servicio de cable para calarse las repeticiones de la sempiterna serie Beverly Hills 90210. Luego de presentarte con las personas que tengas adelante o detrás de ti (los que te defienden el puesto mientras comes o echas la meaita más adelante) sacas tu perol musical (¡Nada de iPods!) y colocas a Dido con su melodioso Hunter. Con ella, girarás tres veces el cuello, te estirarás y tocarás los pies. Ese será tu calentamiento inicial para la larga jornada que se avecina.

Franz Ferdinard- Take Me Out

Saliendo los primeros rayos de sol, aparecerán los cafecitos, los periódicos sensacionalistas, los mudos que te cantan sus peticiones y los impelables plastificadores. Comenzarán a aparecer las personas que preguntan requisitos, las viejitas copetonas que ya se cansaron, y porque eres más joven tienes que calarte lo tuyo y lo de ellas. Para no seguir dando información sobre quién es el último de la fila, te colocarás nuevamente los audífonos, y escucharás Take Me Out de Franz Ferdinard, una tonada enérgica in crescendo que comenzará a sacudirte el cuerpo, y con ello los pegostes que se te quieren adherir.

Incubus- I wish you were here

De tres a cinco horas después de estar en la cola, comienzan a aparecer con total parsimonia aquellos “funcionarios” que abren minutos por encima de la hora indicada, pero que cierran superpuntuales a la hora de salida. En este momento, a cada bostezo, aparece un personaje nuevo al frente de ti que encontró un hueco mientras se desplazaban y que ya toma como suyo el lugar, que minutos antes era el tuyo. Entre pausa y pausa de las conversaciones con tus “vecinos”, recurrirás a I wish you were here de Incubus, deseando que lo que tu sufres lo sufra multiplicado por diez la persona que se le ocurrió el genial sistema de atención en el que estás. Recuerda que en ese momento no estás happy, happy y debes seguir toreando a los que te arman conversaciones melosas con tal de que los salves del calvario que tu ya has sufrido en la cola.

Esto es lo que hay- Los Amigos Invisibles

Ves que más adelante hay generosos que dejan pasar a ancianos y a los no tantos, además de los agregados que dirán vivir donde se enchufa el sol con tal de pasar primero. Comienzas a ver por fin a los carajos que están atendiendo. De los tres que están, el estereotipo de lerdo mueve el dedo de forma negativa al siguiente para ir a rascarse la espalda, tomar fotos a la compañera o contar los chistes que un compañero de juerga le contó el día que salieron a tomarse unas birras.

El segundo personaje puede que trabaje con la coordinación de un reloj. Sus movimientos son automáticos y todo piropo le resbala a menos que implique salir de su cubículo de trabajo. Por el contrario, encontraremos al tercer funcionario, que destila generosidad con la misma intensidad que su imitación de perfume de marca. Muestra sus dientes completos a la hora de sonreír y con el mismo cuidado de una madre o padre, despide a quienes lo visitan. Deseas que ésa sea la persona que te atienda aunque la desilusión vendrá tiempo después con la atención del prototipo número dos, luego de que el primero te haya rechazado. Ves el reloj y ya han pasado varias horas desde tu llegada. Alguna voz estridente y seca grita en el fondo que hay coleados, que tienen hambre, sed, ganas de orinar o deben hacer el almuerzo a sus hijos cuarentones más sus trisnietos.

Allí regresas a la realidad al son de Esto es lo que hay de Los Amigos Invisibles.

AC/DC- TNT

Comienzan a caldearse los ánimos. Llegan desconocidos diciendo que tal persona les guardó su puesto y los de más atrás interrumpen su plática contra el gobierno y él sistema de atención para tildar a los recién llegados de colaos, a los que están en la cola de pendejos y a los funcionarios, de incompetentes. Siempre llega una voz de mayor rango o un conciliador que calma la situación. Tú mientras tanto, que te encuentras en el medio del clímax, estiras tus adoloridas piernas, retuerces el cuello diez mil veces e imaginas una situación particular mientras gritas “watch me explode” junto al vocalista de AC/DC en la canción TNT.

Foo Fighters –Miracle

A pocos metros para llegar a terminar el proceso, sientes que todo es un Milagro, tal como lo describe Dave Grohl en la melodiosa canción. Todo lo que has pasado, y todo por lo que has sufrido, será una experiencia más para contársela a los hijos, que enviarás a hacer las susodichas colas por ti tan pronto tengan edad para ello.

Queen -We are the Champion

Te sentirás un verdadero campeón, aun cuando estés adolorido, cansado, con hambre, y sin un ápice de paciencia. Aún así, con documento en mano o trámite realizado, los músculos serán los de (escriban aquí el complicado apellido del actor de Terminator y actual gobernador de California). Te sientes afligido y agradecido por deshacerte de tus compañeros de cola, que tanta lata dieron con sus historias pero que por cuestiones de espacio, aprendiste sus múltiples imperfecciones. Aún así, compartirás con ellos la canción y sentirás que has vivido una experiencia que roza en lo común en una Venezuela donde cada vez más, las empresas son instituciones o entes públicos y que las colas son parte de nuestro día a día.


FUENTE

eXTReMe Tracker